Descubrir Santiago de Chile

Rodeada de montañas Santiago de Chile se erige como una de las ciudades más modernas y atractivas de Sudamérica, con una variada oferta cultural. Para conocerla, nada mejor que hacerlo a través de rutas que guiarán al visitante por lugares emblemáticos de la capital andina.

Un paseo por el centro histórico

Toda ciudad ofrece en su centro los edificios y rincones con más solera. Un paseo por el casco antiguo hará que salgan al encuentro del caminante palacios, iglesias y museos de corte colonial para el deleite de los sentidos. Así, el palacio más importante es el de La Moneda, sede del gobierno de la nación, del cual hay que disfrutar sus bonitos patios y sus sobrios salones. A pocos pasos se desemboca en la Plaza de Armas, que es la principal de la ciudad, donde se levanta la Catedral Metropolitana, cuya iluminación nocturna realza su belleza. En ella se pueden admirar sus púlpitos de madera y su órgano del coro (S.XVIII), que aún hoy funciona. En la misma plaza se encuentra el Museo Histórico Nacional, ubicado en el Palacio de la Real Audiencia, dedicado a recorrer la historia de Chile en sus salas. A unos metros se mantiene impasible al paso del tiempo la Casa Colorada, que es la típica casa colonial chilena, con una fachada de interesante fotografía. Muy cerca de todo esto, como una ventana que se abre al pasado de la civilización de las distintas culturas americanas, está el Museo de Arte Precolombino. Aprovechando la hora del almuerzo los pasos llevarán al Mercado Central, lugar que además de una riqueza arquitectónica ofrece la posibilidad de tomar platos típicos, no solo de la región sino del propio país, además se puede realizar buenas compras en los puestos de artesanía que completan el mercado.

A propósito de Neruda

Mencionar Chile es mencionar Pablo Neruda. Los dos van cogidos de la mano. Si se visita Santiago es obligado llegarse a „La Chascona“, casa donde residió el famoso poeta. Hoy es un museo donde se pueden apreciar rincones de la vivienda perfectamente conservados, innumerables objetos regalados al escritor por amigos (jarras de todos los colores, obras pictóricas…), una cascada que regala los oídos… Es una auténtica obra de arte que contiene maravillosas obras de artes. Increíbles son los pasadizos que comunican distintas dependencias del hogar. Esta finca está situada en el barrio de Bellavista, una zona tranquila bohemia de Santiago. Es una gran oportunidad para conocer el lugar. Pasear por sus calles, descubrir el aroma colonial en cada comercio de artesanía, dejarse llevar saboreando un café en alguna terraza de sus coquetas plazuelas, o recorrer el Parque Metropolitano hasta llegar a lo alto del Cerro de San Cristóbal para obtener unas vistas maravillosas de la ciudad. Un barrio que merece ser descubierto para el goce de las retinas.

Foto de Tifonimages – Fotolia.com

Wir benutzen Cookies um die Nutzerfreundlichkeit der Webseite zu verbessen. Durch Deinen Besuch stimmst Du dem zu.