La restauración de la Fontana di Trevi

La Fontana de Trevi es uno de los puntos turísticos más destacados de Roma. No hay turista que no pase por la ciudad y no lance una moneda a la fuente, como manda la tradición, pidiendo un deseo, algo que según se cuenta, asegura que se volverá a la ciudad. Tradiciones aparte, la Fontana de Trevi se ha convertido en noticia últimamente debido a los problemas que han surgido en torno a su restauración.

La Fontana de Trevi necesita restauración

La Fontana de Trevi no está en su mejor momento. Recientemente, se han desprendido unas hojas de laurel de la fuente, de un tamaño de hasta 8 centímetros. El propio superintendente cultural de la ciudad aseguró que no era un daño grave y que estaba relacionado con una filtración de agua, consecuencia de las impresionantes nevadas que cayeron en Roma este invierno. Después de analizar los daños que sufría la fuente al detalle, los expertos retiraron otras piezas que también corrían el riesgo de desprenderse. Al parecer, la Fontana de Trevi necesita una restauración total, como ya se hizo hace unos 20 años.

La Fontana de Trevi, siglos de historia en peligro

Lo cierto es que la preocupación en torno a la Fontana de Trevi ha crecido más todavía, porque el Coliseo también sufrió el desprendimiento de algunas piezas, que ya se están comenzando a restaurar. Algunos sectores de la política en Roma aseguran que la situación de uno de los monumentos más importantes del mundo es muy grave, por lo que han solicitado fondos para iniciar el proceso de restauración completo que necesita la fuente. La ciudad no tiene fondos suficientes, por lo que se ha pedido que, igual que sucedió con la restauración del Coliseo, sea una entidad privada la que asuma los gastos y se encargue de la financiación de todo el proceso de restauración a cambio de los derechos para explotar la imagen del monumento.

La historia de la Fontana de Trevi

Esta fuente está ubicada en un cruce de caminos, al final de lo que fue un importante acueducto que llevaba agua a la ciudad. En el Renacimiento se recuperó la tradición de colocar fuentes de tipo monumental en los puntos finales de los acueductos. A partir de la primera fuente ubicada en este punto, se hicieron diferentes proyectos hasta que Clemente XII aprobó el diseño de lo que hoy es la Fontana de Trevi, que también sufrió algún cambio posterior. Esta fuente es una de las imágenes ligadas a la historia de Roma, pero además, ha formado parte de algunas de las escenas cinematográficas más importantes de los últimos años, como Tres monedas en la fuente, Arrivederci Roma o quizá una de las más famosas, La dolce Vita, en la que la protagonista se baña en la fuente en una escena mítica.

Imagen de: Vitas – Fotolia

Wir benutzen Cookies um die Nutzerfreundlichkeit der Webseite zu verbessen. Durch Deinen Besuch stimmst Du dem zu.